Guía de Alergias

guia

Alergia provocada por los Senos Nasales que se encuentran en la cabeza.

Los senos nasales son cavidades, como si fueran bolsillos, que se encuentran en el cráneo y los huesos del rostro. Están revestidos con una capa de mucosidad que ayuda a humedecer el aire que respiramos para que nuestra nariz no se seque. Cuando las alergias hacen que las membranas mucosas se inflamen, los senos nasales se bloquean. Se dificulta así el drenaje de los mismos, y se genera presión en la cabeza.

Los senos nasales atrapan todas las partículas nocivas que respiramos, por ejemplo polvo y gérmenes. Cuando esos elementos son filtrados por las fosas nasales, se generan los mocos.

¿Cómo saber si tu hijo tiene alergia?

Acá te pasamos algunos indicadores comunes para que tomes nota:

Los síntomas de la alergia duran más tiempo que el del resfrío, que por lo general duran entre 7 a 10 días. Además muchas veces se le suma fiebre, que no es síntoma de alergia.

Evaluar los momentos y llevar un registro de cuando tu hijo tiene alergia, para ver que la produce. Podrían ser alérgenos en interiores (todo el año) o al aire libre (estacional).

La alergia al polen es estacional. Controlar si tu hijo tiene los mismos síntomas aproximadamente en la misma época todos los años.

Si los causantes de alergia parecen venir de adentro, controlar si aparecen en la cercanía a mascotas o con el polvo. Y comparar cuando los niños están en la escuela.

Un niño tiene el 50% de probabilidades de tener alergia si uno de los padres la tiene. Y si ambos padres lo padecen, el niño tiene la probabilidad del 75%.

Alergia en Interiores

Para encontrar y limpiar el moho en interiores te recomendamos:

Deshumidificador: Es un dispositivo muy práctico que te ayuda a mantener la humedad por debajo del 50%. Solo hay que cambiar el filtro y limpiarlo regularmente para que siga cumpliendo su función.

Preparar el suelo: Si bien las plantas de interiores son muy bonitas para tenerlas en la casa, pueden ser contenedoras de esporas de hongos. Por eso es recomendable asegurarse de que las macetas no desarrollen moho y cubrir la tierra con gravilla para acuarios o piedritas.

Las Toallas son muy importantes: Los deportes acuáticos son muy comunes en verano, lo que implica muchas toallas húmedas. Es conveniente lavar las toallas húmedas de inmediato o colocarlas al aire libre para que se sequen. También hay que tener en cuenta cambiar la toalla de baño todas las semanas.

Observar el lavarropas: El moho tiene a desarrollarse en las lavadoras de carga frontal. Para evitar este problema te recomendamos dejar abierta la puerta al menos una hora después de cada lavado y limpiarla cada dos semanas.

Limpiar los gabinetes: Las goteras que producen las cañearías (aunque sean muy pequeñas), pueden ocasionar mucha cantidad de moho. Te recomendamos revisar debajo de la mesada, y sectores propensos a estar húmedos, para mantener el área limpia.

Ocuparse del aire acondicionado: Los aires acondicionados atrapan el polvo y el polen mientras absorben la humedad del ambiente. Por eso te recomendamos limpiar tu mismo la unidad, llamar a un profesional o prenderlo diez minutos por día, ya que mantenerlo sin uso, provoca que se acumule suciedad.

Alergias al aire libre

Conocé los consejos para evitar el padecimiento en verano.

Se puede prevenir las reacciones alérgicas limitando la exposición al polen del césped. Por lo que es recomendable a finales de la primavera y en verano, que limites el tiempo al aire libre por la mañana temprano, en la tarde y en días ventosos, cuando los niveles de polen son más altos.
El pasto bien corto, para limita el florecimiento, te recomendamos que otra persona se ocupe de este mantenimiento y no presenciar el momento.
Mantené las puertas y ventanas cerradas para evitar que entre polvo y polen dentro de la casa.